Reseña “Una Corte de Rosas y Espinas” de Sarah J. Maas

Feyre está desesperada, su vida y la de su familia dependen de ella. Enfrentada al hambre más absoluto, no dudará en ir al bosque prohibido y matar si es necesario.

0
SINOPSIS

Feyre está desesperada, su vida y la de su familia dependen de ella. Enfrentada al hambre más absoluto, no dudará en ir al bosque prohibido y matar si es necesario. Una cazadora de diecinueve años, mata a un lobo en el bosque. Como consecuencia, una monstruosacriatura llega buscando venganza y la arrastra a una tierra encantada que sólo conoce a través de las leyendas. Allí descubre que su captor no es un animal, sino Tamlin, uno de los letales altos fae, un inmortal de gran poder. En su cautiverio se dará cuenta de que lo que siente por él pasa de la fría hostilidad a una pasión que arderá a pesar de las advertencias que ha recibido. Pero una antigua y siniestra sombra cubre el reino inmortal y Feyre termina en medio de una guerra que se convierte en la suya propia.

TÍTULO: UNA CORTE DE ROSAS Y ESPINAS || AUTOR: SARAH J. MAAS || EDITORIAL: PLANETA #CROSSBOOKS || PÁGINAS: 456 || PRECIO: 16’95 || ISBN: 9788408155089

Una Corte de Rosas y Espinas de Sarah J. Maas se ha ganado un lugar dentro de la literatura young-adult. Lo tiene todo para llegar a ser una gran historia, la doncella en apuros que te patea el trasero, misterio, maldiciones y profecías, amor predestinado y acción. No te dejes llevar por el aparentemente predecible comienzo, después todo son sorpresas.

Todo comienza con sangre, Feyre se me obligada a cazar en el bosque para garantizar el sustento de su familia después de haberlo perdido todo. Debido a que la pobreza y la hostilidad forman parte de su día a día, siendo la mediana de tres hermanas, con un padre postrado y una madre fallecida, Feyre toma las riendas de su familia. Desde el principio la autora nos deja migas de pan, permitiéndonos imaginar que nuestra protagonista no encaja en el lugar al que pertenece. Cuando Feyre dispara la flecha de fresno y asesina a un lobo todo su mundo cambia. Y es que toda acción tiene consecuencias. El lobo era un inmortal, uno de esos seres que viven al otro lado del muro, en tierras de leyendas, y ahora debe pagar un alto precio por su gravísimo error. Su vida por la del inmortal. El Fae que se presenta en su casa deja muy clara la deuda; Feyre deberá dejarlo todo atrás e ir con él al reino de los inmortales sin posibilidad alguna de volver a ver a su familia, lo único que podrá llevarse a su nueva vida son promesas.

Tamlin, Alto Lord de la Corte Primavera, le descubre a Feyre un mundo de nuevas posibilidades. Si bien al principio el odio que siente la protagonista por los inmortales es casi infinito, pronto comprende que no todas las leyendas son ciertas ni que el repudio que creía tener hacia dichos seres puede más que su propia curiosidad.

Tengo que admitir que comencé a leer este libro simplemente porque me lo recomendaron y me contagiaron el entusiasmo. No tenía ni idea de que se trataba de un retelling de La Bella y la Bestia y quizás por ese motivo encontrar las similitudes me sacaba en ocasiones de la lectura, sin poder tomarme ciertos acontecimientos con seriedad. Sin embargo, la autora nos abre las puertas de un universo completo y extenso, con un pasado firmemente marcado por la sangre y un presente que pende de un hilo. Un mundo de maldito.

Feyre es una protagonista intensa, tanto que no hay matices grises, lucha por lo que ama, juega desde las sombras, se enamora puramente y su carácter domina las páginas, eso es algo que sin duda me encanta. Tal vez ese sea el motivo por el que me pareció tan precipitada la forma en la que se rinde ante la belleza de Tamlin y lo extraordinario que resulta ser. Juntos comienzan una relación idílica, en ocasiones casi platónica, en la que Feyre lo entrega todo aún cuando la aparente perfección de Tamlin se quiebra por momentos. El amor toma una parte importante a medida que avanzan los capítulos y es que, a mi parecer, toda historia que se precie tiene que tener el toque justo de romanticismo, aunque este libro en ocasiones llega a ser demasiado rosa para mi gusto. Pero una vez más, cuando algo de la lectura no me termina de convencer, la autora sorprende con situaciones que erizan la piel y te mantienen en vilo, página tras página.

Es lo que ocurre cuando aparece Rhysand. Su oscuridad tiñe la segunda mitad del libro, tan lleno de misterio y siniestras intenciones. Cuando el punto clave de la historia llega por fin encontramos aquello de lo que todo el mundo habla, esa pluma de la escritora que jamás te sacia porque siempre te deja con ganas de más, de descripciones atentas y reales que nos mantienen impacientes por conocer qué ocurrirá en la siguiente página, y en la siguiente…

Lo mejor han sido los últimos capítulos, sin duda, donde la desesperación y la astucia de Feyre juegan un papel primordial, en una lucha interna que nos encogerá el corazón. El amor y la muerte nunca han estado tan cerca. 

Ahora más que nunca Feyre debe pagar esa deuda, demostrando así que en el mundo de los altos fae ser humana no es una debilidad. El final del libro deja muchas preguntas sin resolver porque, como ya os comenté, nada es lo que parece.

Y tú, ¿eres team Tamlin o team Rhysand? ¿Qué fue lo que más te gusto de Una Corte de Rosas y Espinas?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here